Aquí i ara només lletres...

diumenge, 9 de desembre de 2012

El Ansia...

Es esa clase de ansia de amar de forma desesperada en la que sientes en todo momento la necesidad de alimentarte de sensaciones fuertes.

Los síntomas son evidentes y suelen aparecer cuando estás absolutamente inmersa en esa vorágine de corrientes internas, contradictorias, desconcertantes...

El tiempo te parece que va más deprisa, y tú te aceleras sin darte cuenta…
Olvidas todo lo que no te retroalimenta en ese estado, no hay normas, ni reglas...se te olvidan los guiones...
Tus amigos se quejan de que estás como ausente en las conversaciones
Te sientes algo espesa, como fatigada físicamente, aunque hagas ejercicio
No rindes en el trabajo, estás como distraída, como en otra parte...
Sientes que te falta el aire que te asfixias y a veces, incluso la visión se nubla como si te diera un leve mareo…
Te falta el aliento, y se te queda la lengua seca...
El corazón más que palpitar, golpea con fuerza cuando aparecen esos pensamientos que tanto te emocionan... Sientes un placer que te retuerce y te regocijas en esa sensación sin parar…
No comes, ni duermes como es debido...
Sólo piensas en una cosa...., quieres verle a todas horas y no puedes dejar de pensar en besarle todo el tiempo y te enganchas a esa idea de forma obsesiva

El Ansia, cuando es pura, es bestial… Es una adicción sutil, se va instalando poco a poco en ti. Y lo peor de todo es que te sientes tan enganchada que ya no quieres renunciar a ella, te hace sentir especialmente única, pero al final te puede, te hace suya… Y entonces, estás perdida... A menos que algo de lo que queda de ti reaccione y te libere para espaciarte, para darte un tiempo de distancia y ver las cosas desde otra posición. Es necesario. Sólo así puedes desprenderte de ese estado que no te deja evolucionar en el amor de forma  equilibrada para encontrar las respuestas y escoger el camino adecuado que te lleve hacia esa felicidad que buscas. Lo más sorprendente es que ya sabes que la has encontrado, pero ahora debes averiguar como la suministras para que dure eternamente

¡¡Cuidado con el ansia!!

Un ejemplo...