Aquí i ara només lletres...

diumenge, 9 de desembre de 2012

“Clubish” y el tropezar dos veces con la misma piedra.



Cerrarse en sí mismo, sin apenas contacto con la realidad ciudadana del país y aplicar las mismas políticas económicas que hundieron a anteriores gobiernos, no parece muy inteligente y ni mucho menos, sensato para construir una alternativa al actual estado de situación. (A juzgar por los perfiles por los que se apuesta como número 2 de un hipotético, “equipo”, de futuro que marcará, supuestamente, el discurso en lo económico…Ya se sabe que no es nada personal, pero si el personal…comienza a poner voz a líneas liberales en nuestro discurso económico, entonces no podremos estar de acuerdo) ¡Cuidado! Al final, todos sabemos de dónde venimos y cuáles son nuestras fuentes, como nuestras conexiones con ciertos poderes…

Intentaré explicarme…

La izquierda que se rodee de liberales para dirigir la nueva política, está condenada a la contradicción y a la confusión total del poco electorado que le quede. No son esas las políticas que debemos defender desde la izquierda, ni por las que apostar. ¿O es que no ha habido suficiente dramatismo en los “hechos”…? Además, ha quedado demostrado que la principal causa de falta de confianza en esa izquierda catalanista y española ha sido justamente, esa influencia de liberales en nuestras direcciones que por decirlo fino....“aconsejaron” a nuestros dirigentes hacer seguidismo de políticas neoliberales….Las que ahora continúan los gobiernos conservadores aquí y allá… Así qué… A ver qué entienden unos y otros por la tan deseada tercera vía que nunca acaba de desarrollarse hacia ninguna parte… ¡Vaya lío!

Por eso, si vamos a tropezar otra vez con la misma “causa” que nos llevó a este desastre, antes me lo pensaría dos veces y cuanto menos, lo sometería a la reflexión contrastada entre todos y a decisión de conjunto…Este es un eje clave de nuestra oferta política y ha de quedar claro, porque ahora no lo está. No podemos hacer la misma política económica que la derecha catalana o española. No podemos ser ambiguos en la política económica que hay que impulsar para salir de la crisis de una forma diferente a la ya demostrada hasta la fecha con incesantes recortes. No podemos contradecir nuestros principios ideológicos, los de la socialdemocracia o eso creo yo...Quizás tengamos que definir de nuevo a quiénes queremos representar y en función de esto, qué propuesta ofrecerles.

Tal vez, habría que hacer un ejercicio de sinceridad introspectiva para poder contestar con acierto algunos interrogantes. A día de hoy, tengo mis reservas de si algunos tienen claro conceptos esenciales como…. ¿Es lo mismo ser socialdemócrata que liberal? ¿Es lo mismo ser de derechas que de izquierdas? ¿Es lo mismo ser catalanista que nacionalista?  ¿Es lo mismo el socialismo que el socioliberalismo? ¡Redefinición¡ 

Recuerdo que ante la duda, en un sentido o en otro, la ciudadanía siempre se decanta por los originales, no por las copias…No pretendo la polarización, ni la contraposición de contrarios...Busco una salida que se ajuste a lo que la gente necesita para vivir dignamente. Busco el equilibrio entro lo que somos y en lo que debemos cambiar para garantizar mejor los intereses de a quienes representamos o queremos representar a partir de hoy...

Se conoce por diferentes estudios que en estos momentos, la población está ubicada más a la izquierda que sus representantes, tanto en Catalunya como en el resto de España. Ese vacío no lo llena una sola formación política de izquierdas…Por tanto, podría cubrirse con una coalición de izquierdas que, sin complejos, explicite un discurso de clase frente al establishment financiero económico, político y mediático catalán, el máximo responsable del subdesarrollo social de Cataluña. Existe un fuerte conflicto de clases y hay que comenzar a situarlo en la agenda del debate. ¿O es que no vemos a dónde ha ido a parar la clase media…? Es ese conflicto de clases que enfrenta a banqueros que son damnificados por los rescates, contra o en  detrimento de los desahuciados por las hipotecas….por poner un ejemplo. Es la pequeña emprendedora que no accede a crédito, porque ese dinero se destina a paliar las consecuencias de la nefasta gestión de las preferentes, también de los bancos…Hay conflicto de clases o debería añadir de “clanes” “castas”… ¿En qué país nos han convertido? Funcionarios, asalariados, profesionales, autónomos, universitarios de familias trabajadoras, investigadores, educadores, innovadores, académicos, creadores culturales… ¿Dónde está la centralidad interclasista ahora? El mapa ha cambiado, la ruta que teníamos en mente deberá cambiar para orientarse en ese nuevo contexto. Ni política conocida, ni economía imperante, ni contrato social alguno…Estamos en la zona cero del derrumbe…. Hay que despejar de esa zona de nadie, la ceniza que nubla la visibilidad para guiarse en ese nuevo mapa y comenzar a construir un camino que nos permita volver a avanzar. 

Por eso, ante las demandas de transparencia y participación, de responsabilidad y de propuestas, lo primero que necesitamos es una democracia proporcional, auténticamente representativa y directa, con amplios referéndums para que la población pueda decidir sobre cualquier tema importante. Cuanto mayor es el grado de decisión de una determinada sociedad sobre su futuro y a través de consultas, la democracia se refuerza. Y por consiguiente, mejora la percepción de la ciudadanía para con sus gobernantes…Cosa que aquí no ocurre…

Si no estamos dispuestos a ejercer esta responsabilidad, sencillamente dejemos que el sistema neoliberal sea el único sistema predominante y no  llamemos democracia a lo que ya no lo es…Y por cierto, la Justicia entonces tampoco cumplirá con su función, pues ya se encargará el capitalismo de que la balanza siempre dé mayor peso a sus argumentos…Y si esto sucede, no creo que se podrá seguir creyendo en ella, tal y como la entendemos ahora.

La cuestión siempre es ¿Cómo cambiar? ¿Cómo hacerlo posible?

Influencia. Influye en tus entornos directos, accede a las direcciones de aquí y de allá…y expón tus argumentos, negocia una vía… plausible.

Medítalo…date un tiempo, pero sin perder de vista las horas que pasan para los que sufren ahí fuera…

Mientras,  si quieres refrescar tu sentido crítico  con este vídeo....Todo es posible siempre que haya propuestas...