Aquí i ara només lletres...

dimecres, 7 de març de 2012

Think: The Use of Lateral Thinking

Cierra los ojos e imagina otras
posibilidades a tus dificultades
Nuevas técnicas para resolver viejos problemas…

Cuando las dificultades se agudizan, tal vez un poco de inspiración, ya saben, aquello de abrir la mente a la creatividad...es posible que ayude. Parece que el ambiente está muy tenso en general y no estaría mal pensar las cosas de otra manera.


¿Qué tal si recuperamos la teoría del Pensamiento Lateral?  
Y para saber de qué estamos hablando...qué mejor que compartir la definición de este concepto y reproducir textualmente el artículo de la Wikipedia:  sencillo, escueto, directo, y espero que práctico...
¿Qué es pensar lateralmente? Lo que no es: No es inclinarse hacia un lado, ni mirar hacia el otro, ni pensar con la cabeza girada...y ni mucho menos "altiva" como desde arriba...nada de eso. 
Es un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera creativa.
El término fue acuñado por Edward de Bono, en su libro New Think: The Use of Lateral Thinking  y publicado en 1967, que se refiere a la técnica que permite la resolución de problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo. El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias o algoritmos no ortodoxos, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.
El "pensamiento lateral" ha alcanzado difusión en el área de la psicología individual y social. El pensamiento lateral se caracteriza por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual.
La idea central es la siguiente: al evaluar un problema existiría la tendencia a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual limitaría las soluciones posibles. Con el pensamiento lateral sería posible romper con este patrón rígido, lo que permitiría obtener ideas mucho más creativas e innovadoras para representar todos esos caminos alternativos o desacostumbrados, que permiten la resolución de los problemas de forma indirecta y con un enfoque creativo. En particular, la técnica se basa en que, mediante provocaciones del pensamiento, se haría posible un desvío del camino o patrón habitual del pensamiento.
Según esta teoría, la aplicación del pensamiento lateral a la vida cotidiana, así como la técnica de enfocar los problemas desde distintos puntos de vista, permitiría encontrar diferentes, nuevas e ingeniosas respuestas para problemas ya conocidos.
El pensamiento lateral puede ser un motor del cambio. Como técnica o habilidad personal puede ser utilizado en la resolución de problemas de la vida cotidiana, tanto laborales como domésticos ya sea individual o en grupo.
Bono plantea que el pensamiento lateral puede ser desarrollado a través del entrenamiento de técnicas que permitan la apertura a más soluciones posibles, y a mirar un mismo objeto desde distintos puntos vista.1