Aquí i ara només lletres...

dimecres, 28 de març de 2012

#Gamification: Competencia, recompensa y progreso


Conocimiento dinámico, interactivo. Dinámicas de Innovación. Jugar aprendiendo, el valor de superarse, progresando. Y claro, el gran capital que invierte su dinero en mejorar las técnicas de marketing con el objetivo de "vender" 

Pero hagamos una lectura de oportunidad en donde algunos sólo verían consumo...

El concepto de Gamification no es nuevo. Identificado como tendencia desde hace tiempo, parece que se empieza a asentar y que ya podemos contar unos cuantos casos de éxito, inversiones millonarias en plataformas que acaban de arrancar y otras historias de esas que tanto nos gustan a los que trabajamos en este sector (cada vez me cuesta más ponerle un nombre). 

Pero, ¿Qué es exactamente Gamification? Es aplicar mecánicas de juego en contextos y entornos distintos a los juegos. Entre ellos se puede incluir el Marketing, aunque es sólo una de las posibles aplicaciones. Así dicho suena muy fácil, pero el concepto es algo etéreo y ligeramente confuso. Así que vayamos por partes… Gamification no es advergaming. Con advergaming usamos videojuegos para anunciar marcas o productos (ya sea con anuncios dentro de los mismos o con juegos generados exclusivamente para patrocinar una marca). 

La Psicología aplicada en los procesos de innovación.

El éxito de esta estrategia se basa en tres factores de gran impacto psicológico: competencia, recompensa y progreso. La competencia se presenta mediante el “Leaderboard”, que muestra de manera directa quiénes son los usuarios que han obtenido más puntos por cumplir sus tareas. La recompensa está dada por premios virtuales como las insignias, y es uno de los aspectos más importante de esta herramienta, ya que está psicológicamente comprobado que el efecto de recibir estos premios es igual o más poderoso que el de recibir retribuciones materiales. Por último, el progreso consiste en avanzar a niveles superiores del juego a los que sólo se accede tras cumplir con un determinado conjunto de actividades preestablecidas, lo que a su vez trae aparejado una elevación en el status virtual y presiona socialmente al resto del conjunto que no quiere verse relegado en niveles más bajos.

Según los resultados exitosos... ¿Qué pasaría si pudiéramos aplicar estas mecánicas de juego a las tareas de la oficina? Los escépticos dirán que es imposible convertir lo rutinario en divertido, pero justamente el concepto de “gamification” no trata de cambiar la naturaleza de la tarea a realizar, sino de agregar una capa por encima del objetivo real, que la convierta en atractiva para el usuario.
¿Quieres saber más...?
Un vídeo que demuestra su poder, su capacidad de interacción, el interés que genera en este caso "reciclar" ¿A cuántos campos más podríamos aplicarlo?  ¡Quién sabe! Hasta es posible que lográramos una política más creativa para inventar soluciones inteligentes mediante estas dinámicas a problemas que ahora parecen imposibles....


En Thefuntherory  están experimentando...