Aquí i ara només lletres...

dissabte, 16 de juliol de 2011

Cripsis...adptación al entorno


La adaptación y similitud con el propio entorno. Es tiempo de adaptarse a las nuevas circunstancias, es tiempo de ir a por aquello que parecía imposible, impensable. La crisis posee un Imput  esperanzador, allá donde algunos ven el caos y el desplome de viejas estructuras y métodos, otros vemos la posibilidad de una nueva oportunidad.

La fortaleza del autoconocimiento, la calidad de la conciencia interior y el carácter de una personalidad forjada en la experiencia singular, única, cimientan los pilares sólidos con los que comenzar a marcar las diferencias, el liderazgo de lo propio, de lo genuino, ese ser “un@” misma en todos los registros y mantener la esencia intacta a pesar de las dificultades.

La cripsis, más que un camuflaje, entiendo que puedo superar su definición   digamos que biológica, y traducirla al lenguaje de las ciencias sociales y empresariales como la adaptabilidad al torno. Hay que salir de “la trinchera”... e iniciar una nueva fase de adaptación al medio y a los factores que ahora son determinantes. Las personas emprendedoras llevamos demasiado tiempo protegiéndonos de las circunstancias adversas, de la falta de recursos, subsistiendo desde una austeridad exquisita, pero observando el entorno con la intención de poder dilucidar el momento adecuado para pasar a la acción. Hay que explorar otros espacios...buscar nuevos puntos de encuentro... esa “cruïlla” en la que converger con otras iniciativas...y empresas dispuestas a asumir con capital riesgo, una apuesta clara por un proyecto de futuro... Tanto es así que debemos ser capaces de representar al entorno, ser el entorno mismo...

Eso es exactamente lo que kiero decir, sí con K, la letra, es ya un síntoma de que algo está cambiando en la expresividad. Hay que dar pistas, dejar huellas para que otr@s puedan olfatear, seguir el rastro y ¿Por qué no? Invitarles a participar en esta nueva aventura de ser líderes de su propia vida, sin esperar a otros, aunque estableciendo alianzas solidas con personas que aporten ese mismo espíritu de desear avanzar, de innovarse por dentro, de no temer al reto, sino mirarle de frente e ir por él...

Asimismo, considero que necesitamos un nuevo paradigma de roles...dado que los entornos son cambiantes, quizás habría que plantearse una manera de presentarse ante los otros con un “chip” distinto, más natural, más una misma, expresar la creatividad de las formas pensadas...y alejarse de actitudes encorsetadas que no transmiten sino una mayor inseguridad y frialdad inútiles para la conversación proactiva en este arte de las negociaciones... Porqué se trata de eso, justamente, de conversar y cerrar un trato beneficioso para ambas partes... No podemos continuar esperando que alguien nos resolverá los problemas, las dificultades, ya no volverán aquellas épocas de abundancia de recursos públicos. Hay que mojarse por lo que se quiere y encontrar los recursos para alcanzarlo con éxito y felicidad, pues claro que sí, tenemos derecho a ser felices haciendo lo que nos gusta.

Supongo que a estas alturas, alguien que llega a este punto de reflexión... ya dispone de teoría suficiente para saber qué es lo que hay y qué es lo que quiere hacer... Ahora bien, falta orientarse en el cómo hacerlo e ir probando a base de role playing. Pero lo más importante es cómo se afronta este proceso desde la intimidad de lo individual. Hay que echarle valor, y sobre todo mucha meditación interior. Si quieres ser líder de tu propia vida debes ser más reflexiv@  e ir en busca de momentos de soledad para descodificar “la madeja” y ver las conexiones, encontrar respuestas y soluciones, ver más allá del aquí...

Es un ejercicio mental necesario y nos conecta con nuestra parte más racional, más humana. Creo que la sensibilidad y el amor están en la mente, en la racionalidad, y el corazón no es más que la metáfora para definir el núcleo del vínculo con los semejantes. Tú, que eres una líder, desapercibid@, inconsciente o en potencia de ti mism@, rearma tus sueños, piensa en cómo hacerlos posibles y ve por ellos, ya encontrarás la manera de conseguir lo que te propones. Tu fuerza, tu seguridad en ti misma y en lo que deseas es lo que te llevará al éxito y si fracasas, no te lo reproches, suele pasar al principio... Se reconoce el talante de una persona y la pasión que pone en cada uno de sus proyectos, por las veces que se ha levantado de los tropiezos y sigue, y continua soñando que esta vez, sí lo logrará.

Cripsis...En la naturaleza...podemos encontrar miles de formulas posibles para resolver cualquier ecuación difícil, sólo hay que saber observar...!