Aquí i ara només lletres...

dimecres, 9 de març de 2011

Historias Urbanas....La primera Cita

Nadie está a salvo del todo ante la inminente primera cita. ¿Quién no ha tenido una primera vez? Incluso a veces, hay intentos fallidos previos. 

Hoy mientras tomo un café, esperando un tren en la estación...y a petición de alguien muy especial,  intentaré definir como es la auténtica primera cita.... ¡Ahí va!

Primero: ¿Qué es una cita?

Según la wiki y otras enciclopedias “urbanas”  Cita se define como encuentro amoroso entre dos personas que se gustan para conocerse. Es un rendez vous clásico, pero con perspectiva de ligue... Todo depende de la solemnidad que se le quiera dar. Hay personas serias y comprometidas que desean encontrase para formalizar una fusión de sentimientos, voluntades, principios y proyectos comunes. Claro que hay otro tipo de citas, “las ciegas”, pero la verdad, estas no son de mi interés, nunca creí en ese formato.

Segundo: ¿Cómo afrontar la primera cita?

Como decía mi abuela republicana...Con valentía y sinceridad, siempre con la verdad por delante y que sea lo que tenga que ser. Si se va con buenas intenciones y siendo honestos, seguro que sale bien. Y aunque suene a premeditación...recomiendo que se prepare. Normalmente, la gente piensa sobre lo que quiere decir, como expresar sus sentimientos, como realizar una presentación de su persona, e incluso que perfume escoger para la velada. Ese encuentro puede marcar sin duda, un antes y un después y las fragancias son sugestivas, siempre dejan huella... Por tanto, recomiendo pensar en qué se quiere decir, cómo mostrarse a una misma, y reflexionar hasta qué punto se desea abrirse al otro/otra.

Tercero. Es el “Durante”

Mi consejo para los que sois un matojo de nervios es que intentéis no pensar en ello. Buscad puntos de apoyo que os den confianza como por ejemplo: Ser conscientes que si la otra persona ha decidido quedar es porque hay algo más que curiosidad, hay deseo, intención, motivación, interés y eso sí, mucha expectación, de eso no va a faltar... Bueno, este podría se un refuerzo para ahora sí, “controlar” tus nervios. Lo mejor es mostrarse natural, tal como se es. No intentes impresionar a  nadie. Decía el maestro Gaudí a uno de sus alumnos...que la “originalidad” la “autenticidad” y la belleza” está en la esencia más simple de las formas, el origen, o sea, lo que se es sin más.

Por tanto, durante la velada, tranquilos escoged un lugar en el que os sintáis cómodos y dejaros llevar por la conversación.

Cuarto: “El propósito” y “la Concreción

Toda cita debe tener un objetivo. ¿Para que se queda con alguien que te gusta?. Para “refermar lligams”  ¿no?, pues a eso es a lo que hay que ir... ¿Y cómo se hace?

a)     Fomentando un buen “clima” en el encuentro que vaya fluyendo de forma natural
b)     Abriéndose al otro/a, siendo respetuos/a  solidari@, atent@, y hacer esfuerzos por comprender.
c)      Abordando temas importantes, con uno o dos ya es suficiente para la primera vez, ya habrán más encuentros, en consecuencia habrá que elegir, qué temas importantes se quieren debatir. Ejemplos.
a.      La constatación de los sentimientos mutuos para empezar, esto es lo primero...
b.      Conocer con certeza cosas de la otra persona, sus gustos, qué pensamientos tiene, como ocupa su tiempo y ese tipo de cosas...
c.      Un tema esencial será saber si ya se puede llegar a acuerdos concretos, como quien dice...Esto es, si después de la primera cita ya se está en condiciones de constituirse en  “una unión”, o no y tal vez es demasiado pronto. Mi recomendación es que si lo tienes claro “pídele que salga contigo”, que sea tu pareja a partir de ese mismo día. ¿Para qué esperar? Esa podría ser una hermosa ocasión para hacerlo.

En fin, y creo que esto es todo...Espero que os haya sido útil. Por cierto, sólo una cosa más. Una cita de esta naturaleza, la auténtica, ya no se puede plantear en una cafetería...hay que ir a un lugar más adecuado. A través de una comida o una cena, se puede crear una atmósfera de mayor complicidad, hay más tiempo para dialogar, expresarse en confianza y para ir más sueltos y verbalizar los sentimientos.

Os aseguro que si yo tuviera  a alguien con quien tener mi primera cita, mañana mismo le llamaba con la esperanza de que dijera que sí.

Así que ¡Venga! ¡Animaos! Id a por vuestra primera cita, seguro que os está esperando con los brazos abiertos.

Y para finalizar este post, un último recordatorio, por si es el caso.

¿Cómo se relacionan dos escorpiones? 
Respuesta:¡¡ Con mucho cuidado...!