Aquí i ara només lletres...

dissabte, 29 de gener de 2011

El Hartazgo a golpe de revuelta

Surrealismo, "El desconteno social"

¿Qué pasa en Túnez o ahora en Egipto? ¿A cuantos más “Berluscomings” tendremos que sufrir para que la política internacional reaccione de una vez?

Las gentes están hartas de unos gobiernos que ya no les representan. La crisis ha provocado el efecto “hartazgo”. Después del descontento social por las impopulares reformas o las políticas abusivas, como de las innumerable veces que han renegado de unos liderazgos que sólo se representan a sí mismos… la ciudadanía por fin se rebela. Quizás no en las mejores condiciones y con los métodos más adecuados, pero al fin y al cabo, reacciona, y hace un pulso a un sistema que ya no se sostiene por ninguna parte. Ese es el mensaje, y de ahí la letra mayúscula que deberíamos comenzar a ver y a escribir más sobre ella, en lugar de tanto sensacionalismo mediático que parece contribuir más a una mayor confusión que aclarar las cosas, ¿Qué demonios está pasando?.

¿¿Qué dice Europa??? Dónde andan nuestros ilustres politólog@s que son la crem de la crem de cada gobierno ¿Porqué hay tan ínfimas manifestaciones políticas sobre los hechos, la realidad y lo que percibe la gente….? No basta con la crónica periodística, ¿Y el análisis político de los que deberían estar llamados a la responsabilidad y poner orden? ¿Es que siempre hemos de mirar hacia otro lado…? No me extraña que la gente esté cabreada con la política y a vueltas con su impersonal forma de desarrollarse últimamente… como si  con ella no fueran estas revueltas sociales susceptibles de su atento estudio…

Y mientras tanto, insisto, una y otra vez, "ellos", lo que ostentan el auténtico poder, esos que son los que tienen la riendas del mundo porque son los que mueven al mundo a su propio beneficio, esos, se frotan las manos y se reparten los pedazos del pastel, configuran nuevos mapas económicos y les importa un bledo si mil, cinco mil o quinientas mil personas ese día se quedan sin trabajo, y su dignidad se hunde, y así seguimos. 

Después pasa lo que pasa, se pierden elecciones o primarias… porque no escuchamos a la gente, nos movemos en claves propias, ajenas a las del conjunto….no sabemos ver lo que sucede a nuestro alrededor, no captamos el espíritu de este tiempo presente que vivimos que es el de: “la gente que no está contenta, que lo está pasando fatal y que está desencantada de la clase política y de sus métodos internos y externos...de sus agendas en las que los temas más elementales no están contemplados como principales prioridades”

El discurso de la descapitalización, de las cajas, de la descentralización institucional, de cuantas autonomías ha de haber, de si la cámara del Senado sirve para algo o no... o si se ha de cambiar la constitución, o de la independencia trasnochada de ex presidentes…Todo esto que es muy importante, sin duda…¿No sería mejor tratarlo donde toca y de forma seria, coherente, responsable y no vocearlo hasta marear que ya nadie sabe en qué modelo de país está...?

Nos hemos vuelto todos “Eduardo Manos Tijeras” y no paramos de tomar medidas a base de recortes y más recortes… ¿Es que no hay otras soluciones? No puedo creer que con tanta inteligencia humana compilada en los centros neurológicos de los gobiernos más modernos y democráticos del planeta, las soluciones a la crisis sean siempre tan simplistas… ¿Esto es lo que conocemos como talento, creatividad, excelencia? ¿Es que no damos más de sí..?

Es bien sabido que cada cual tiene sus problemas y mira de salirse de ellos, pero, hay perfiles para todo. Mientras unos solucionan sus temas orgánicos, sus debates, sus primarias, sus  rearmes estructurales para encarar nuevos combates electorales… otros podrían pasar algo más de tiempo observando lo que ocurre fuera y preguntarse por qué pasa, qué lo provoca y si eso mismo que está sucediendo en esos países se diera en el nuestro, ¿¿Qué pasaría?? ¿Acaso no es posible? Y lo que es más importante, generar opinión, no es suficiente con recomendar el link que escribió otro....hay que externalizar el pensamiento propio, compartir la preocupación de forma explícita, alzar la voz y poner el acento en esas revueltas como sintomatología de una mal endémico de nuestra sociedad global de hoy.

El problema que veo se escenifica en esta metáfora: Hay cura sin duda para ese mal endémico, cientos de alternativas posibles si somos más pudorosos con las búsquedas en nuestros "Vademecums", pero el médico no está, ha salido a jugar al golf con sus colegas…porqué él y sus colegas viven otra realidad aislada… Igual, cuando vuelva a su consulta ya no habrá pacientes…a quien atender y entonces, ¿Qué hará el médico?

Las patrias, los modelos, las organizaciones, la política, no es nada sin la gente y ahora la gente se ha convertido en una realidad 2.0, digamos que un poder diferenciado, vamos a llamarlo alternativo, pero que decide a pie de urna. Y ni los gobiernos, ni los políticos ni las organizaciones a nivel general están comprendiendo, conceptualmente lo que esto supone. Y este ejercicio de asimilación de cambio de lenguaje, de nuevas herramientas de comunicación, de maneras de hacer y de relacionarse con la gente y atender sus demandas no se hace en tres meses, precisamente...


Dedicado a Xavi, y a su inestimable tiempo de reflexión compartido.